viernes, 15 de enero de 2016

RESEÑA EL MUNDO DEL MAÑANA de SUSAN EE


Título: El mundo de mañana
Autora: Susan Ee
Editorial: Océano
Páginas: 407
Precio: 15,95€
Libro: 2/3

Esta reseña puede contener spoilers del libro anterior.

Sinopsis:

Los supervivientes del Apocalispis que devastó la Tierra intentan organizarse y reconstruir lo que queda de la civilización. En medio de la anarquía y la violencia, Paige desaparece de nuevo. En la búsqueda de su hermana pequeña, Penryn descubre los planes secretos de los ángeles. ¿Hasta dónde estarán dispuestos a llegar para alcanzar sus fines? Mientras tanto, Raffe intenta recuperar sus alas. Sin ellas no puede reunirse con los de su especie ni ocupar el lugar que le corresponde como líder. Raffe tendrá que decidir qué es más importante: hallar sus alas o ayudar a Penryn a sobrevivir.




Después del final de Ángeles caídos no pude resistirme a leer la segunda parte por mucho tiempo, de echo, dos días después fui a la librería dispuesta a comprarme toda la trilogía, pero por desgracia solo encontré el segundo libro y el tercero sale aún el 27 de este mes. 

El mundo del mañana empieza justo donde donde termina Ángeles caídos, de echo la autora tiene la amabilidad de hacer que Penryn nos recuerde más o menos que es lo que ha pasado en el libro anterior para refrescarnos la memoria. Raffe ha sido engañado por sus propios "amigos" y ahora se ve obligado a llevar en sus espalda unas horrendas alas de demonio que lo hacen destacar allí a donde va, pero no está dispuesto a abandonar sus alas tan fácilmente. Mientras tanto Penryn, su madre y su hermana Paige están viviendo en el campamento de la Resistencia, aunque las cosas no son nada sencillas para ellas ahora que Paige ya no es una niña normal y corriente. Todo el mundo en el campamento huye de ella, nadie puede mirarla sin tener miedo, y después de que varias personas la ataquen, Paige escapa. A partir de ahí se van desarrollando el resto de cosas que dan paso al segundo libro: que traman los ángeles, que pasa con Raffe, dónde está Paige, etc.

A diferencia del primer libro, se nota que en este ya no hay tanta acción, pero los momentos de pelea que hay merecen la pena. Penryn continúa siendo la protagonista y es ella quien nos va contando como se desarrollan las cosas o como se siente en ciertos momentos. Sigue siendo valiente como siempre, no se piensa las cosas dos veces a la hora de salvar a alguien aunque eso pueda traerle consecuencias muy malas en ocasiones, aún así ella no se siente invencible ni tampoco se considera una heroína, ella simplemente es Penryn, quien en este libro me ha gustado mucho.

La espada de Raffe casi podría decirse que se convierte en un personaje más del libro. Penryn la lleva siempre con ella y como el ángel le había dicho, tiene alma y se comporta casi como un ser viviente. La espada, al ver que Penryn no sabe utilizarla con eficacia, decide mostrarle a la joven diferentes visiones donde Raffe pelea contra enemigos para enseñarle a usarla correctamente, pero las visiones poco a poco van volviéndose más personales, haciendo que podamos conocer un poco mejor los pensamientos de Raffe y algo de su pasado. También hay un par de momentos bastante cómicos que tienen a la espada como protagonista, pero eso prefiero que lo descubráis vosotros mismos.

Raffe está desaparecido casi todo el libro, solo aparece en las visiones de Penryn, y no es hasta casi el final del libro cuando al fin se produce el reencuentro entre estos dos, que por cierto es muy akfkjfdsfj. Esta vez si se puede ver algo más de romance en el libro, habiendo momentos realmente bonitos entre los dos, aunque espero que en el último libro haya más aún.
Paige es un personaje que cobra más importancia en este libro, luego de ser convertida en un ser carnívoro e irreconocible, no es aceptada en el campamento y decide irse; su madre no puede dejarla ir y por eso obliga a Penryn a que juntas busquen a la niña. He de decir que la madre de Penryn me saca de mis casillas, ya sé que está loca pero aún así no la aguanto. Otros personajes con importancia son los gemelos Dee-Dum que ayudan a Penryn y su madre a salir del campamento sin ser vistas, aunque también aparecen en más ocasiones. 

Susan Ee sigue manteniendo el ritmo con respecto al libro anterior, haciendo que la lectura sea ligera y muy entretenida. Me quedé totalmente enganchada a él y no pude parar de leer hasta que me lo terminé, me leí este libro de 400 páginas en apenas 2 días. Ahora no voy a poder esperar mucho más hasta que salga el siguiente libro, el cual me muero por tener entre mis manos.

La única queja que tengo es de la editorial, ya que el ejemplar que yo compré estaba bastante mal editado; palabras mal acentuadas, páginas donde escaseaba la tinta, palabras mal escritas... Un desastre que hace que el libro se disfrute menos y que creo que deberían arreglar, ya que esta trilogía es muy buena.

En resumen, El mundo del mañana es un libro que no decepciona y que a pesar de sus 400 páginas es ligero como una pluma además de adictivo. La acción está siempre presente y las ganas por saber que es lo que está pasando hacen que las ganas de seguir leyendo florezcan. Ahora toca esperar la tercera y última parte, que estoy segura de que va a ser mortal. 


¿Vais a leer la trilogía?¿Lo habéis hecho? Si aún no habéis empezado creo que deberías hacerlo, porque es genial, y a las personas que aún no se hayan leído el segundo, ¿a qué esperáis?

2 comentarios:

  1. Me encantó tu reseña, sin duda me lo apunto :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerda que este no es el primer libro de la trilogía. Espero que te guste si es que decides leerlos :)
      ¡Un beso!

      Eliminar